Fabada Asturiana con Almejas

  • Fabada Asturiana
    Tradicional

  • Fabada Asturiana
    con Almejas

  • Fabada Asturiana
    con Oreja

  • Fabada Asturiana
    con Marisco

  • Fabada Asturiana
    con Thermomix


  • "Fabada Asturiana con Almejas"

    Fabada Asturiana con Almejas





    Esta receta de fabada asturiana con almejas es una de las variantes de la fabada asturiana más ricas que te ofrecemos, aunque realmente se conoce como fabes con almejas, ya que no incluye el típico compango de la fabada tradicional.

    Ingredientes:

    - 400 gramos de fabes
    - 400 gramos de almejas frescas
    - Una cebolla
    - Un pimiento verde
    - Un par de tomates
    - Cuatro dientes de ajo
    - Medio vaso de vino blanco
    - Caldo de pescado
    - Pimentón dulce
    - Azafrán
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Cuando vayamos a preparar esta fabada asturiana con almejas tenemos que dejar al menos la noche antes las fabes en remojo, bien cubiertas por abundante agua, para que se hidraten y así sea más fácil cocinarlas el día siguiente. A la hora de comenzar la elaboración, las escurrimos bien y las vamos a poner en la olla donde vayamos a cocinarlas, en la que habremos echado antes un chorrito de aceite de oliva virgen.

    Cubrimos bien las fabes con caldo de pescado, que puede ser comprado o casero, y ponemos la olla a fuego medio. Mientras hierve el caldo vamos a pelar la cebolla y un par de dientes de ajo, que picaremos bien finitos. Echamos a la olla la mitad de la cebolla que habíamos pelado y los dos dientes de ajo picados, y dejamos que se cocinen todos estos ingredientes a fuego medio unos 20 minutos más o menos. Pasado este tiempo añadimos un poco de azafrán y pimentón dulce, removemos y ponemos a fuego suave.

    A partir de aquí necesitaremos unas dos horas para que las fabes queden bien tiernas, e iremos removiendo con cuidado para no partirlas, mejor si lo hacemos removiendo la olla de en forma circular, mejor que usando un cucharon de cocina. Hay que “asustarlas” un par de veces o tres, es decir, cortar la cocción de las mismas agregando un poco de agua fría a la olla. A la mitad de ese tiempo sacamos de la olla la media cebolla y el pimiento, que desecharemos. Y a las dos horas más o menos probamos las fabes, y si están en su punto las retiramos del fuego y dejamos reposar, corrigiendo además el punto de sal de las mismas.

    Pasamos a preparar las almejas, lo que podemos dejar para el final. Cogemos una sartén de buen tamaño, le echamos un buen chorreón de aceite de oliva virgen y ponemos a calentar. Cuando esté caliente echamos dos dientes de ajo pelados y cortados en láminas, los doramos a fuego medio sin llegar a dejar que se quemen, y después echamos las almejas a la sartén, junto con el vino blanco, y mantenemos a fuego medio unos minutos, hasta que las almejas queden todas abiertas. Desecharemos las almejas que estén cerradas tras varios minutos, ya que deben estar muertas y por eso no se abren.



    Al acabar de hacer las almejas, si ya tenemos las fabes bien cocinadas, vamos a verter las mismas en la olla, escurriéndolas previamente para no añadir el caldo que se haya formado en la sartén. Removemos bien para mezclarlas con las fabes, pero nunca con un cucharon, si no moviendo la olla en movimientos circulares cogiéndola de las asas, así nos evitamos romper las fabes. Podemos dejar reposar un rato o bien servirla bien caliente para tomar de la mejor forma esta rica fabada asturiana con almejas.